☆Con Las Manos En La Masa

con las manos en la masa.jpg

Me encanta cocinar con mis hijos y no solamente porque disfrutamos juntos también por lo que significa para ellos pues no sólo es cocinar, para ellos es un juego en el que crean, experimentan… y para mi una buena herramienta que contribuye a su educación.

Desde que tienen dos años y algo más, solemos preparar pizzas para cenar casi todos los viernes, tanto les gusta que un día cuando llegué a recogerlos a la guardería las educadoras me dijeron: hoy tus hijos nos ha invitado a cenar pizza a tu casa, no sabía donde meterme!!!😰 tanto les gusta ese momento que fueron capaces de identificar el día de la semana en que preparábamos las pizzas, el viernes. Ahí me dí cuenta de la cantidad de cosas que podemos trabajar con algo tan cotidiano como es cocinar.

Además de compartir un tiempo juntos en el que se me cae la baba, aprenden gran cantidad de valores importantes para alimentar el desarrollo psicosocial como la colaboración, el compartir, la responsabilidad, la resolución de problemas (que pasa si nos pasamos con el azúcar, o si no batimos lo sufuciente, si no respetamos el orden de los ingradientes…), la espera, los turnos, la autonomía, la curiosidad (donde nace la harina, los huevos salen de las gallinas, y el queso?, como sabe el tomate crudo…). Cocinar estimula sus sentidos el tacto (texturas, frío, calor…) y el olfato, además de ser un buen entrenamiento de destreza manual.

Es genial como refuerzo para el desarrollo de la autoconfianza, pues están haciendo algo que pertenece a los mayores,  en casa lo hacen mamá y papá, se sienten importantes, preparan algo que luego disfrutamos los cuatro juntos.

Cocinando también trabajamos los hábitos de higiene, hay que lavarse las manos antes y después de cocinar, colaborar en la limpieza y el orden de los utensilios utilizados, así como dejarlo todo en su sitio tal y como estaba antes de empezar. Aunque lo parezca, no es complicado y lo hacen, están tan metidos en materia, tan ilusionados por lo que van a hacer o ya han hecho que les sale solo, la limpieza y el orden forman parte del momento “cocinar”, no tiene color con el momento de recoger la habitación por ejemplo.

Os lo aconsejo y os animo a tod@s los que no hayáis cocinado todavía con vuestros hijos a hacerlo. No importa si se ensucian, si el bizcocho no sube todo lo que debería, si la pizza lleva supermegaextra de queso, o si 4 de cada 3 trozos de jamón van a la boca en vez de a la masa, si los bombones no se desprenden del molde y además son de una uniformidad deforme.

Lo que menos importa son los resultados pues se os llenará el estómago solo con compartir la experiencia con ellos.

manzana

 

Anuncios

4 comentarios en “☆Con Las Manos En La Masa”

  1. Nosotros también cenamos pizza los viernes y muchas veces también los dejo juguetear con la masa (que hago en la thermomix, yo no soy nada cocinillas!) es súper divertido, tienes toda la razón. ¡Vivan los viernes pizzeros!

    Me gusta

    1. Jajajajajaja y que duren mucho, de momento les encanta y no se les da nada mal, le pegan a todo lo que se les ponga por delante. Es diver!!!😉

      Me gusta

  2. Nunca había caído en la cantidad de detalles que puede aportarles cocinar!! Yo dejo a mi peque grande que me ayude siempre que quiera (a veces le intento animar yo) pero porque recuerdo que de niña me hacía mucha ilusión y me gustaba mucho, pese a que me dejaban hacer más bien poco…
    No me importaría para nada establecer de rutina un viernes pizzero como el vuestro!

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s