☆Individualidad

aviary-image-1476824962110Es cierto y está más que comprobado que entre los hermanos mellizos o gemelos existe un vínculo especial, más que el que pueda existir entre hermanos que no han compartido vientre.

Aunque a veces les nazca hablar en plural o se unan como si de uno solo se tratara, sobretodo cuando los intereses son mútuos, son dos y como tales hay que tratarlos.

En nuestro caso siempre han recibido el mismo trato pero cuidando de cubrir necesidades distintas, las que cada uno necesita.

Procuramos valorar sus preferencias individuales, sus gustos, sus tiempos, ofrecerles a cada uno o su espacio, premiar o castigar por separado.

Algo sobre lo que siempre se debate cuando hablamos de hermanos mellizos o gemelos es la separación de clases en la guardería o el colegio.

Mis mellizos empezaron la guardería a los 15 meses. Cuando la decisión de llevarlos o no es porque no te queda otra es muy durillo. Aunque que a día de hoy creo que es la mejor elección. Si diera marcha atrás volvería a hacerlo, pero esto es otro tema.

El primer día cuando salí de dejarlos se me partió el alma, verlos separados, cada uno en una clase… Además las educadoras taparon el cristal de la puerta que comunicaba las aulas con papel de seda de colores para que no se vieran y así evitar el sufrimiento, aunque no les prohibirian el contacto si lo necesitaban. Pues bien, para la única que resultó algo traumático fue para mí  porque a ellos como personitas individuales les ha ido estupendamente.

Este curso han iniciado el ciclo infantil con tres años y medio. La adaptación a una nueva escuela, en clases separadas, con nuevos compañeros, nuevas educadoras ha sido inmejorable.

Esos dos años de guardería en la vida de mis mellizos,  en las que han pasado separados la mayor parte de la jornada de 8 horas, más el refuerzo en casa con hechos como los que he comentado al principio, han fomentado sus habilidades sociales, que vivir separados no les hace sufrir, que toman decisiones y piden según sus intereses individuales (aunque que a veces se unen para hacer piña), que cada uno escoge sus juegos, sus amigos y que se identifican como seres individuales.

Fomentar la individualidad de nuestros hijos mellizos los convierte en diferentes, auténticos e independientes.

Anuncios